atención en trabajo social

La atención Domiciliaria en Trabajo Social tiene por objetivo conseguir ser un punto de apoyo y referencia para los afectados y su familia, informándoles sobre la enfermedad, dando apoyo emocional continuado, asesoramiento de manera personalizada en la tramitación de ayudas, servicios y otras gestiones (pensión, grado de disminución, ley de dependencia, fisioterapia, etc.) y acompañándolos durante toda la evolución de la enfermedad.
 
Las trabajadoras sociales son las primeras que visitan la familia, una vez esta ha contactado con la Fundación. Se realiza un plan de trabajo elaborado conjuntamente, dónde se detallan los objetivos, las necesidades valoradas (variables según la situación social, económica y de salud de cada familia) y las estrategias de intervención. Si la situación lo requiere se deriva a otros profesionales, públicos, privados o propios de la Fundación (terapeuta ocupacional, logopeda, psicólogo, trabajador social, médicos, etc.) y se realiza una coordinación continuada tanto con estos profesionales como con los diferentes servicios que a medida que avanza la enfermedad pueda tener contacto con la familia (SSSS, PADES, CAP...).
 
La atención se mantiene a lo largo de todo el proceso de evolución de la enfermedad, hasta que la familia lo requiera. La Trabajadora Social realiza un seguimiento continuado, también una vez el afectado ha muerto, con visitas y seguimientos telefónicos periódicos. Además, las familias disponen del teléfono móvil de las profesionales para poder contactar ante cualquier eventualidad las 24 horas del día.




 

NEWSLETTER

Suscríbete y recibe mensualmente toda la información sobre la Fundación Miquel Valls

Suscribirme